¿Cita peluquería? → 913 910 388

Cuidados de la piel después del verano

Cuidados de la piel después del verano
02/09/2017 Ivan

Ains, el verano… ¡Qué lejano te parece ya! Conservas los buenos recuerdos de los días de sol y playa, de las largas sobremesas en familia (y de las largas siestas) y de ese viaje que has disfrutado y que tan a poco te ha sabido… Y padeces la falta de hidratación de tu piel, áspera y apagada después de tantas horas de exposición al sol, la sal del mar o el cloro de las piscinas… ¡No te preocupes! Nosotros queremos que sólo te quedes con lo bueno de la temporada y vamos a contarte cómo puedes devolver a tu piel su radiante aspecto.

Exfoliación

¡Primer paso! Con la exfoliación vas a limpiar tu piel en profundidad: retiras las células muertas, consigues una mejora del aspecto del poro e incrementas el brillo del cutis, eliminando además las pequeñas manchas que hayan podido surgir a raíz de la exposición solar. Insiste en codos, rodillas y pies, donde la piel suele ser más gruesa y estar más seca.

Nuestros exfoliantes favoritos son los compuestos de sal marina y aceites esenciales porque mientras la primera te exfolia, los segundos te hidratan la piel y la dejan suave y con un aroma espectacular.

Hidratación

Hidratar, hidratar, hidratar… El paso fundamental que te ayudará a sanar tu piel.

Recupera cuanto antes tu rutina de cuidado facial, adaptada a tu tipo de piel, y añádele un sérum de ácido hialurónico, que hidratará tu piel desde el interior y mejorará su tono, proporcionándote un aspecto más juvenil.

Para el cuerpo, escoge mantecas ultra nutritivas o aceites reparadores con rosa mosqueta, ideales para las pieles secas o dañadas (quemaduras, cicatrices, estrías…). No te olvides de insistir en el escote, una de las zonas más expuestas a radiación solar a pesar de que su piel es más fina.

Hidrátate por fuera pero también por dentro: beber abundante agua te ayudará a purificar, tonificar e hidratar tu piel en profundidad. Consume frutas y verduras en abundancia. Así matas dos pájaros de un tiro y, además de hidratarte, pierdes ese kilito de más que te han regalado los placeres gastronónicos estivales…

Mantener el bronceado

¿Pero y el morenito? ¿Hay alguna forma de mantenerlo? Por que, ¿quién no está más guapa con un poco de colorcito?

Si sigues nuestros pasos a rajatabla: exfoliación suave + hidratación, conseguirás mantener tu bronceado mucho más tiempo, aunque llegará un momento en que las células bronceadas comenzarán a desprenderse y tendrás que volver a exfoliar la piel si no quieres parecer un dálmata…

Y no te olvides de consumir alimentos con betacarotenos; el más popular es la zanahoria, pero también lo contienen la calabaza, el brócoli o las espinacas… ¡Que están riquísimos!